Bill y Pete siempre están compitiendo. Y ahora ambos tienen un puesto de jugos. Ellos tendrán que dejar de pelear y aprender a trabajar en equipo.